Botes Progresivos

Botes Progresivos

Si se sumara todo el dinero apostado en póker, tragaperras, juegos de mesa y apuestas deportivas en la web durante un año, el número sería de miles de millones de dólares. Con todo ese dinero en juego, no es de extrañar que los casinos en línea utilicen tantos trucos para atraer clientes.

Los botes progresivos, grandes premios que crecen a medida que hay más dinero en juego, son uno de los muchos artilugios inventados por las salas de juego físicas y en la web para inducir a los jugadores a hacer depósitos. Estos premios cada vez mayores son tan comunes en los casinos en línea como lo son los programas VIP y los requisitos de depósito.

Aunque la plataforma más popular para los premios progresivos es obviamente la de las tragamonedas, algunos diseñadores de software están produciendo sistemas similares en otros clásicos de casino. No creería que sea algo fuera de lo común si encontrara un premio progresivo en Pai Gow u otro título de póker.

Cómo funcionan los botes progresivos

En los premios progresivos el jugador hace una apuesta y espera liberar el bote durante una ronda de acción. En términos generales, estos premios no son el foco del juego, sino una especie de mega apuesta lateral. Algunos juegos requieren una apuesta lateral real para acceder a un premio progresivo, pero esto es más común en juegos de mesa; otros requieren una combinación específica de acciones o resultados; y por su parte, otros se activan de forma completamente aleatoria y sin la necesidad de una apuesta lateral. ¡El mercado es bastante variado!

Cuando se gana un premio progresivo, el valor de este equivale al de un bote. ¿De dónde viene el dinero? Casi todos los premios progresivos forman un gran bote a partir de una red conectada a otros juegos, ya sea en el mismo casino, entre diferentes casinos, o incluso entre diferentes sitios web operados por el mismo software.

Una nueva adición al mundo de los premios progresivos en los últimos años fue la inclusión de los botes “escalonados”. Un ejemplo es Mega Moolah de Microgaming, que tiene tres premios progresivos diferentes en permanente crecimiento, cada uno con diferentes valores y probabilidades de pago. Echemos un vistazo a este juego y a otros dos ejemplos actuales de títulos con uno o más premios progresivos.

Ejemplos de botes progresivos

• 
Mega Moolah de Microgaming es una especie de clásico. Si bien Microgaming no es mi diseñador de juegos favorito, cuenta con algunas tragamonedas que no están nada mal. En el caso de las máquinas progresivas, esta compañía ha establecido el estándar por años. Aunque nuevos títulos (con nuevas características en su alineación progresiva) han hecho su aparición, Mega Moolah conserva un lugar especial en los corazones de los jugadores de tragaperras que han perseguido sus múltiples premios gigantes desde hace casi una década. El mayor de los tres premios progresivos paga un mínimo de $1 millón.

• 
Treasure Room fue creado por Betsoft, uno de los mejores diseñadores de tragamonedas en la industria actualmente, y uno de mis favoritos. ¡Es lamentable que no haya más sitios que licencien sus impresionantes juegos de tragaperras! La razón principal por la que incluyo aquí Treasure Room es porque el juego es muy divertido, ya que cuenta con un tema simple de tesoros y estar lleno de joyas de colores verdes y doradas. Aunque algunos jugadores se quejan de que este juego es demasiado volátil, el premio progresivo siempre será un atractivo para un determinado segmento del mercado de tragaperras. El valor actual de este premio mayor (en el momento de escribir esta reseña) ha sido de casi $120.000, pero tiende a pagar cifras que llegan a los siete dígitos, por lo que debe haberse restablecido recientemente.

• 
Hall of Gods es de NetEnt, uno de mis diseñadores de tragaperras favoritos, y en mi opinión uno de los más innovadores de la industria actual. He querido incluir el impresionante juego Hall of Gods debido a la magnitud de su premio mayor progresivo. El gigantesco valor actual de este premio mayor (en el momento de escribir esta reseña) es de $5,5 millones. Este tipo de premio es un gran atractivo, independientemente de que el juego esté alojado en la web o en un casino físico tradicional.

Casinos aptos para juegos progresivos

Bet365 Casino: Con veintiocho juegos listados en su sección de bote, Bet365 tiene una de las mayores selecciones de premios progresivos de la industria. Todos, con excepción de un juego, son tragaperras, lo cual es de esperarse de este tipo de premios. Los mayores botes disponibles en mi última visita a Bet365 valían un poco más de $1 millón, en títulos como Iron Man 2 y Spamalot.

• 
Mr. Green: Este casino puede no ser tan conocido como otros en esta lista, pero tiene una impresionante colección de 20 títulos con grandes premios progresivos provenientes de diferentes diseñadores de juegos, incluyendo a mis favoritos NetEnt y BetSoft. La calidad de los juegos con bote en este sitio es un poco superior a la de Bet365, pero si tan sólo añadieran una docena más de títulos, este casino sería mi recomendación número uno para los fanáticos de los botes progresivos.

• 
Royal Vegas: Este es otro sitio con un buen número de populares títulos con botes progresivos, y siempre recibe las mejores críticas por su biblioteca de juegos, especialmente por parte de los apostadores de tragaperras. Los premios progresivos disponibles en el sitio en mi última visita rondaban $1 millón, y aunque este casino sólo tiene una docena de títulos clasificados en premios progresivos, los juegos en sí son atractivos y producidos sobre una plataforma de software un tanto rara.

Los premios progresivos son divertidos para algunos jugadores, pero otros están totalmente obsesionados. Esta es una adición potencial y altamente lucrativa que, a diferencia de la cacería de bonos que requiere de mucha paciencia para obtener un pequeño pago, hace parte del juego regular y no necesita nada en particular por parte del jugador. Igualmente, el pago puede resultar en miles o millones de dólares por una sola apuesta, algo difícil de ignorar.