Tragaperras de Alta Volatilidad

Tragaperras de Alta Volatilidad

deadoralive01Quiero empezar este artículo aclarando que la palabra “volatilidad” es frecuente entre los jugadores de tragaperras, pero no es siempre usada en el sentido correcto. Cuando usamos la palabra volatilidad en referencia a las tragamonedas, nos referimos simplemente a la gama de premios disponibles.

El error en el concepto de volatilidad proviene de la creencia de que el porcentaje de pago teórico de un juego está basado en la experiencia individual frente a una máquina. Voy a citar un ejemplo: un jugador se sienta frente a un juego de tragaperras durante una hora y no recibe ningún bono ni grandes pagos. Sólo porque no ganó en grande, él puede irse pensando “¡Este juego con toda seguridad es volátil!”. Sin embargo, esta no es la volatilidad a la que nos referimos aquí.

En pocas palabras, un juego es volátil si paga premios muy grandes con poca frecuencia. La naturaleza de las tragaperras que tienen enormes premios mayores es pagar a intervalos largos de tiempo. En general, el porcentaje de pago programado para una tragaperras con un gran bote va a ser menor que el porcentaje de pago de un juego de apuestas bajas.

¿Qué determina la Volatilidad de una tragaperras?

La volatilidad relativa de un juego de tragamonedas en línea depende de dos factores: el tipo de juego elegido y la tabla de pagos de ese juego. Ello significa que la determinación de la volatilidad relativa de una tragaperras puede conocerse a través de la tabla de pagos del juego.
La volatilidad de las tragaperras (en línea o en un casino físico) es una forma de referirse a la cantidad de dinero que un jugador APUESTA PARA GANAR O PERDER, y no a una medida real de la cantidad de dinero que se ha ganado y perdido. Es una estadística subjetiva y debe ser considerada como tal al usarla para comparar opciones de juego en tragaperras.

Basta con revisar las programaciones de pago de cada juego para hacerse una idea sobre su volatilidad relativa. ¿Cómo hacerlo? A mí me gusta mirar los pagos fijos más bajos y más altos (no progresivos o multiplicados), y luego dividir los números entre sí para obtener un valor general.

He aquí un ejemplo: Slotfather de Betsoft. El primer premio fijo por obtener cinco símbolos en una fila es de 200, y el premio fijo más bajo para el mismo número de símbolos es de 40. 200/40 = 5. Bajo este sistema, entre menor sea el número, menos volátil es el juego. En este ejemplo, Slotfather no es un juego muy volátil.

Echemos un vistazo a algunos ejemplos de tragamonedas altamente volátiles para ampliar el concepto.

Ejemplos de tragaperras actuales altamente volátiles

Dead or Alive de NetEnt

Esta tragaperras de vídeo con cinco carretes y nueve líneas tiene una temática Western, es bastante simple y tiene una alta volatilidad. Según mi escala especial de volatilidad, Dead or Alive es aproximadamente veinte veces más volátil que el ejemplo previo de Slotfather, gracias a una amplia gama de botes fijos. No es inusual que un juego tan sencillo como este (sin muchas funciones especiales) dependa en gran medida de la volatilidad, ya que la mayoría de los jugadores hacen pequeñas apuestas. La alta volatilidad es la forma en la que un juego compensa a sus jugadores por sus premios relativamente bajos.

• Blazing Sevens de Bally’s
Blazing Sevens es un ejemplo perfecto de una tragaperras en línea con una enorme volatilidad. Según mi escala de volatilidad, este juego llega a cincuenta, lo que equivale a diez veces más que el juego de mi ejemplo. La volatilidad de este juego es fácil de identificar debido a que incluso el bote de menor valor, pagado por alinear cinco símbolos, tiene un premio bastante grande (40 monedas). Esta es una señal infalible, sobre todo cuando el premio mayor alcanza la enorme suma de 20.000 créditos.

• Red, White, and Blue de IGT
A menudo utilizo el ejemplo de Red, White, and Blue, ya que muchos jugadores están familiarizados tanto con las versiones basadas en tierra como en línea del juego. Este es probablemente el juego más volátil de IGT en su versión en línea. Según mis cálculos, este juego es tan volátil como Dead or Alive, alcanzando un total de 80, equivalente a unas 8 veces más que el juego BetSoft de mi ejemplo de baja volatilidad.

¿Por qué ha de querer alguien jugar a las tragaperras altamente volátiles? La respuesta es simple: estas ofrecen pagos enormes. A estas máquinas se les llama en ocasiones “juegos con premios de baja frecuencia”, ya que los jugadores verán menos ganancias generales a cambio de premios mayores cuando se producen dichas victorias esporádicas. Esa es la fuerza que impulsa la popularidad de la mayoría de los títulos de tragaperras volátiles.